El logo feo

David Airey en su libro “Diseño de logos, la guía definitiva para crear la identidad visual de una marca” establece 7 reglas para hacer un buen logo:

  1. Ser simple: La solución más sencilla es a menuda la más eficaz.
  2. Ser relevante: Cualquier logo debe ser apropiado para el negocio que identifica.
  3. Incorporar tradición: Procurar que no quede anticuado en relativamente poco tiempo.
  4. Aspirar a la distinción: Debería ser un diseño fácilmente reconocible, incluso con solo la forma o contorno.
  5. Debe fijarse en la memoria: Pretender que la experiencia visual sea tal, que se recuerde el diseño la siguiente vez que se ve.
  6. Pensar en pequeño: Debe poder funcionar en un tamaño mínimo, sin perder detalle, para que pueda usarse en diferentes aplicaciones.
  7. Concentrarse en una cosa: Incluir una sola característica que ayude a diferenciarse.

 

En primavera de 2009 un grupo de usuarios de los trenes de la línea Barcelona- Portbou querían hacer una protesta organizada contra los retrasos y las deficiencias del servicio. Beth, una compañera de trabajo era uno de ellos y me pidió un logo con el cual pudieran hacer visible su malestar por el mal servicio que les ofrecía la compañía.

Para más información, clicar aquí.

Mi amiga Beth necesitaba un logo con el que transmitir ese malestar hacia la compañía por los retrasos e incumplimientos varios y pensamos que la tortuga, simbolizaba la lentitud, a la perfección.

Pero debía ser una tortuga que no inspirara simpatía, sino más bién apatía; Debía expresar  pesadez y ineficacia y que a la vez se identificara claramente con la compañía.

renfe-tortuga

Nos decidimos por el dibujo de una tortuga muy simple, con cuatro trazos curvos y buscando claramente que pareciera un dibujo infantil. Las patas, por el contrario, no serían curvas  sino a base de lineas ortogonales, de manera que nunca se identificaran con ruedas (o como mucho con ruedas cuadradas). Las patas además, no están alineadas con el suelo, ya que la panza curva del animal lo impide y por último la expresión del animal es de apatía y simpleza (mental).

En contraste con la simpleza del dibujo de la tortuga contrastan sobre el caparazón las letras corporativas de la compañía ferroviaria que no hacía mucho que las habían modernizado. Eso sí, las letras se reproducían a mano para dar un aire general “cutre”.

Por razones obvias de facilidad de reproducción se optó por el negro y el trazo grueso (se aprecia el uso de un rotulador).

renfe-tortuga-passatgers-tren

festa_renfe

Se hicieron pegatinas y pañuelos que el grupo más activo de usuarios se encargó de estampar y repartir entre el resto de usuarios.  Al parecer, las acciones tuvieron repercusión y lograr mejorar el pésimo servicio que se estaba dando.

Este episodio, lo tenía olvidado hasta que hace poco leí un artículo de la revista Yorokobu que se titulaba: “Manual de estilo para un buen logo terrorista”.

http://www.yorokobu.es/logotipos-organizacio
nes-terroristas/

 

Independiente de las causas y acciones que han emprendido o hacen, que no apoyo, vi que de alguna manera solían cumplir las reglas de oro antes mencionadas y ademas en general eran feos de remate. Eran comparables al logo de la tortuga.

Hacer logos “a la contra” o que inspiren sensaciones negativas en su punto justo, tiene su dificultad y probablemente en algunos casos, durante el proceso de diseño se quedaron aparcados muchos bocetos por no ser suficientemente feos.

Me pregunto si un estudiante de último curso de Bellas Artes, podría enfrentarse con un encargo como éste…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Envía un comentario

  • C/ Rocafort 180 SA/2ª. Barcelona 08029.
  • jm@manich.pro
  • +34 653 92 37 51